El buen Networking

Haciendo buen Networking

… ¿En tú casa o en la mía…? 🙂

Hoy por hoy es probable que hayas oído este término en más de una ocasión, y aunque parezca que se trata de una palabra que se ha puesto de moda, en realidad es una técnica que el ser humano viene desarrollando desde los principios de nuestra existencia.

Los seres humanos somos “animales sociales” por condición e instinto, necesitamos formar parte de grupos y comunidades en busca de notoriedad e identidad propia. Este fenómeno social ya lo ponemos en marcha desde nuestra infancia, en la escuela, la universidad, el equipo de fútbol o el trabajo.

Traduciendo literalmente al castellano la palabra Networking se podría traducir como  “conectado con tu red de contactos, conocidos o amigos”. El paradigma principal del Networking es el de construir, reforzar y ampliar relaciones con personas de nuestro mismo entorno profesional que quieran hacer negocios o colaboraciones contigo de una manera u otra. Según Wikipedia >>

¿De qué forma podemos hacer Networking?

Existen diferentes formas de hacer Networking, las más tradicionales las que se denominan offline, son aquellas que se vienen haciendo de toda la vida, asistir a ferias, eventos y conferencias, etc… u online, que desde la llegada de Internet se realiza a través de las redes sociales y portales web. En cualquiera de los casos, una buena estrategia de Networking sería la combinación de ambas.

En los medios online tenemos diferentes alternativas ya bien conocidas y reconocidas como lo son Linkedin o Xing, estas vías pueden ayudarnos a contactar y conocer a profesionales con el mismo perfil profesional que el nuestro, y que nos ayudará a extender nuestra marca personal o negocio.

Errores de concepto que se da con alguna frecuencia:

“…El Networking suena bien para desarrollarlo a nivel de negocio, orientado a empresas, o personas autónomas solamente. A mi como trabajador por cuenta ajena no lo veo tan necesario, además vivo bastante bien en mi puesto de trabajo desde hace más de 20 años,  aún así, ¿Me lo recomiendas?..”

– Por supuesto que . A tí al que más…,  en estos tiempos que vivimos de tanto cambio e incertidumbre laboral y social, el modelo y valores que nos enseñaron nuestros progenitores de que jubilarse en la empresa de toda la vida era lo más obvio y normal, ha cambiado considerablemente. A las pruebas me remito.

Que el futuro es incierto para todos eso no cabe duda, no existen distinciones, y lo que hoy es válido y productivo en la empresa donde prestas tus servicios, a no ser que seas el hijo del presidente, accionista o seas una persona proactiva que te reinventas cada día, puedes quedar obsoleto a la primera de cambio, y ya sabes lo que eso significa, ¿No? ERE que ERE…. El ejercicio de hacer un buen Networking es más que necesario, te va a ayudar además a salir de esa falsa “Zona de Confort” al que uno enseguida se acostumbra, y vas a evitar así que si algún día te vienen las cosas mal dadas no te pille tan de improviso.

Otro error muy común que se da en situaciones de  desesperación,  es el de intentar hacer mal Networking descargando en nuestros contactos la obligación de tener que sacarnos de algún bache, en ayudarnos a encontrar un trabajo por ejemplo, eso es contraproducente y se puede volver en tu contra. Somos nosotros en realidad los que tenemos que ponernos las pilas, no lo olvides.

¿Por qué hablo de hacer mal o buen networking?

Pensar siempre en GANAR / GANAR

Todos a una GANAR / GANAR

– Desde mi modesta opinión, y como yo entiendo hacer un buen trabajo de Networking es más serio y enriquecedor de lo que pueda parecer si se realiza bien y sobre todo de forma honesta y se va con buenas intenciones, no todo vale. El objetivo principal del Networking consiste en crear sinergias positivas,  que todo el mundo implicado  se sienta recompensado de alguna forma, ya sea por notoriedad de su negocio, dar a conocer tu marca personal o simplemente por aportar alguna cosa que crea uno pueda ser de interés para la comunidad.

Stephen Covey en el libro Los siete hábitos de las personas altamente efectivas, destaca en el cuarto hábito lo fundamental que es pensar en GANAR / GANAR (Yo gano si  tú también ganas) para obtener beneficios mutuos y ayudarnos a encontrar un equilibrio en las relaciones humanas con un sentido de equidad, respeto y bien común. No podemos pretender obtener frutos esperando ganar sin tener en cuenta las opiniones y deseos de los demás, debemos concentrarnos en ser excelentes personas para ayudar a conformar excelentes ideas y así llegar  a crear excelentes organizaciones.

Mis recomendaciones para hacer un buen trabajo de Networking:

  • Ponte en movimiento YA hoy mismo si aún no lo has hecho.
  • Dedícate un tiempo en conocer cuáles van a ser tus objetivos
  • Segmenta tu público objetivo clasificando los contactos más positivos y rodeándote no solo de los que dicen ser buenos profesionales,  rodéate sobre todo de buenas personas
  • Evita las adulaciones, se claro y conciso en tus exposiciones, no vendas humo, y por supuesto no dejes que te lo vendan
  • Huye de los contactos tóxicos o negativos, son aquellos que siempre encuentran un problema para cada solución
  • Se honesto y trabaja tus relaciones humanas para llegar a ser “excelente” en todos los sentidos·
  • Piensa siempre en GANAR / GANAR
  • Aplica buenas dosis de Inteligencia social e Inteligencia Emocional.
  • Por último, disfruta al máximo con todo lo que haces 

Conclusiones:

Prestemos mas atención y mimo a todas nuestra relaciones humanas e interpersonales aplicando un  “sano” trabajo de Networking. Como algún sabio en el argot agrícola diría siempre toca “Sembrar, sembrar, sembrar y luego seguir y seguir sembrando bien”, para luego “Ganar, ganar, ganar y tratar de ganar”.

… y ahora qué, ¿Te animas a hacer un buen Networking conmigo?

Gracias y un cordial saludo,

Alfredo Illanas
www.alfredoillanas.com